Google+

Anuncios

MENTA | DESCRIPCIÓN BOTÁNICA, PROPIEDADES Y USOS

Mentha Pipperita


Mentha pipperita


La menta por excelencia de los tiempos actuales, aunque tampoco es una verdadera menta, es decir una estirpe pura, sino un mesto procedente de la hibridación de dos especies de este mismo género, El mesto, apareció en Inglaterra a fines del siglo XVII. Sus padres fueron la llamada Mentha aquatica y la Mentha viridis. De esta estirpe hídrica, multiplicada mediante esquejes hasta lo infinito, procedería toda la menta piperita cultivada como Medicinal en los continentes europeo y americano.


Florece: En verano


Se cría esta planta: En las huertas, cultivada para usos industriales, etc.

Composición química de la menta pipperita:

El principal componente es la esencia, que varía según las razas de menta, edad y las circunstancias donde se ha criado la planta, esto es, a tenor de la naturaleza del terreno y abonos que le suministraron, altitud, tempero, tanto en lo referente a la temperatura como a la luz ,lluvias y riegos, época de recolección, etc.
Las hojas frescas dan alrededor de de 0,25% de esencia; las secas por lo menos hasta el 1%. La mayor proporción de esencias se obtiene durante el primer año de la plantación; y al tercer año se reduce a menos de la mitad.
El Lycopus europaeus o menta de lobo, no es una verdadera menta, porque sus flores aunque no son bilabiadas, sino que, tanto el cáliz como la corola se dividen en lóbulos o dientes casi iguales, como hacen las verdaderas mentas, sólo tienen dos estambres bien desarrollados y fértiles, en lugar de los cuatro que poseen aquéllas.

La esencia de la piperita se compone de de mentol, libre y en combinación con los ácidos acético y valeriánico, el mentol oscila entre 50 y 86% y los éteres entre el 6 y el 26%. El componente principal es el mentol del cual una buena esencia ha de contener por lo menos el 50%.



Propiedades medicinales de la menta:

La menta es tónica y estimulante, estomacal y carminativa. Sus propiedades hay que atribuirla a la esencia y principalmente al mentol. Sobre los nervios capaces de transmitir la sensación de dolor la menta amortigua tal sensación. Es un estimulante difusible y al propio tiempo un sedante también difusible, que obra sobre los nervios sensitivos de manera especial; esta influencia disminuye la vivacidad anormal de sus reacciones cuando éstas se manifiestan por excitación penosa de la sensibilidad.


 Se administra en forma de tisanas, que se preparan con 5 ó 6 gr. De hojas o de sumidades por taza. Así que hierve el agua, se retira de la lumbre y la menta se echa únicamente cuando se ha extinguido el hervor. Se tapa y se espera a que mengüe lo suficiente  la temperatura para que se pueda tomar; favorece las funciones digestivas del estómago.